fbpx

EL Satín en la moda

A
A

El Satin en la moda de ABBIS ¿Porqué lo elegimos como el tipo de tela predilecta para nuestras prendas?

Descubre el lujo y la versatilidad de esta tela milenaria 

La tela Satín es conocida por su brillo, textura y elegancia inigualables, que se destacan en la moda y en la decoración desde hace miles de años. A partir de su creación en Asia y de su surgimiento en Europa, pasó a vestir a las realezas de occidente, se hizo cada vez más popular con el avance de la tecnología textil, fue protagonista en vestidos de baile, y hasta se convirtió en símbolo de sensualidad con la creación de las primeras lencerías. 

Marilyn Monroe en su deslumbrante vestido de satín, en el film «How to marry a millionaire» – 1953

La historia del satín está hilada hace más de dos mil años, siendo originaria de China, más específicamente de Quanzhou.

Se dice que el origen de la palabra “satín” viene de “Zaiton”, nombre en árabe de esta ciudad; aunque existe otra explicación, la cual atribuye la verdadera inspiración del origen a la nomenclatura en latín de “saeta” o “cabello de caballo”, que refiere al brillo de los finos cabellos de la melena de este esbelto animal. 

Mujeres de la corte separando seda recién tejida, pintura atribuida al emperador Huizong de la dinastía Song, un remake del original del siglo VIII, del artista Zhang Xuan.

Cuando esta preciosidad dejó de ser secreto a través de negociaciones entre China, países de origen árabe y Europa, Italia fue el primer país de occidente en producir satín, en el siglo XII. En 200 años, este tipo de trama se expandió por toda Europa, siendo qué, en ese entonces, la seda era un ítem carísimo y reservado a los aristócratas y al clero. 

Con la expansión del uso del satín por toda Europa, la tela se destacó especialmente en el tapizado de muebles, principalmente Versalles de Luis XIV. También se encontraba en los trajes de la nobleza, en vestidos lujosos y pesados, principalmente en modelos creados para temperaturas más frías. 

Joven con un vestido de satén blanco, en la pose de ‘Lady Mary Villiers, Duchess of Richmond y Lennox’ de Van Dyck, sosteniendo una rosa. Obra de Arthur Pond (1701-1758). Créditos de imagen: Seaton Delaval Hall, National Trust.
La actriz Mae West con un vestido de satén, 1937. Créditos de las imágenes: Getty Images.

A mediados del siglo XIX, esta tela se hizo muy popular entre las novias después de que la Reina Victoria se casara con un vestido de Satín, es más, a pesar de no haber sido una fashionista de su época, Victoria fue responsable por moldear la moda de la época victoriana

La vuelta del Satín

Recientemente, en medio a la onda nostálgica que invadió las pasarelas y las redes sociales, muchos elementos vintage entraron en nuestros guardarropas. ¡Con el Satín no fue diferente! 

Desde la tendencia del slip dress, por el 2015 y 2016, el satín viene ensayando su regreso triunfal y parece que llegó la hora de que brille nuevamente. 

EL Satín en la moda
Tom Ford primavera-verano 2019. Créditos: Yannis Vlamos / Indigital.tv
Marc Jacobs primavera-verano 2019. Créditos: Yannis Vlamos / Indigital.tv.
EL Satín en la moda
Stella McCartney primavera-verano 2019. Créditos: Kim Weston Arnold / Indigital.tv

Polleras, vestidos, camisas y blusas de tiras finas están entre las prendas que entran en la trend, combinadas con otras que equilibran el look, como zapatillas, camperas de jean y accesorios. 

Además de los looks para el día y para fiestas, el satín está presente también en el homewear y en el sleep wear, tendencias actuales derivadas del aislamiento social y el home office, provocado por la pandemia Covid-19.

Conoce nuestras prendas más recientes  

Nuestra IA (ABBIS te recomienda)

¿Cómo se fabrica el satín? 

Tradicionalmente, el satín se fabricaba a partir de la seda, materia prima de origen animal caracterizada por contener una fibra larga y continua que, al ser entrelazada, da a la tela un lado brillante y otro opaco. 

En la actualidad, el satín puede ser producido a partir de diversos materiales, como lana y, más popularmente, poliéster. 

De una forma u otra, el método de producción de la tela es el mismo: las fibras son entrelazadas en conjuntos de 4, 5 u 8 hilos – lo que determina más o menos flexibilidad en el puto final -, y es este patrón el que da al satín su más marcada característica: el brillo, la liviandad y la suntuosidad. 

¿Cuál es la diferencia entre satín y poliéster? 

Como ya sabes, el satín es una técnica para producir telas a través de procesos de confección propios, que pueden ser utilizados con diferentes materias primas, incluyendo el poliéster. 

Entonces, en cierta forma, no existe técnicamente una diferencia entre satín de poliéster y el propio poliéster (materia prima). En caso de que el satín sea producido por otros materiales, por ejemplo seda, existe diferencia en el origen del material, la nobleza del insumo y en el resultado final del producto. 

Satín o satinado: ¿existe diferencia? 

¡La respuesta es Si!, en realidad el termino satín se refiere a una tela, mientras que satinado es una característica de las telas lustrosas que no son opacas. Esto significa que el satín es una tela satinada, pero no todas las telas satinadas son consideradas satín. 

El factor determinante para que una tela sea considerada satinada son sus características visuales predominantes, principalmente el brillo, el grado de opacidad y el toque suave. 

Podemos citar como ejemplos de telas satinadas, además del propio satín, materiales como la seda pura y la sarga satinada, que vienen ganando su espacio dentro de las colecciones de moda y tendencias. 

Tipos de Satín 

Por supuesto que la variedad de materiales con los que el satín es hecho proporcionan efectos diferentes y diversas aplicaciones. Por ello, es muy importante elegir el tipo correcto de satín, considerando la caída que se desea en la pieza, el modelado, la calidad y el look entre otros. 

El satín pide también atención por ser bastante resbaladizo, exigiendo un poco más de práctica en la costura. Vale destacar que el satín, en general, marca los detalles del cuerpo y es por eso importante que el modelado y la costura sean perfectos. 

Conoce los diferentes tipos de satín: 

Satén Duquesa 

Es un tipo de satín más pesado, ideal para vestidos de novia o prendas de alta costura. Normalmente es teñido en colores sólidos y tiene un poco menos de brillo. Hecho de seda, acetato o poliéster. 

Satén Bucol 

Muy similar al Duquesa, este satén es también usado para vestidos de novia y alta costura, pero es un poco más pesado. 

Satén Cambiante 

Es un tipo de satín que posee un efecto muy bonito, con urdimbre y trama en colores diferentes. Los dos colores cambian entre sí de acuerdo al ángulo desde el que se mira. 

Charmeuse Satinado 

Tiene mucho brillo, caída leve y textura suave. Es muy usado como forro de prendas casuales y de fiesta, decoración y de otro tipo de piezas. 

Satén Toque de Seda 

Fino, muy brillante, leve y sofisticado, el satén toque de seda posee cierta elasticidad y proporciona confort, a la vez que ofrece una caída ondulante y delicada. 

Satén de Visón 

Muy utilizado en la decoración, el satín visón tiene cuerpo y es un poco menos luminoso que los otros satines 

Saten Zebeline 

De un lado, brillo satinado, del otro, crepe. Es un satín con bastante cuerpo, más pesado y estructurado. 

Referencia: Audaces

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ABBIS
Menú principal x
×